Inicio Paranormal Testigos Vivientes de la reencarnación .Vida después de la muerte.

Testigos Vivientes de la reencarnación .Vida después de la muerte.

59
2
Compartir
Testigos Vivientes de la reencarnación
Testigos Vivientes de la reencarnación .Vida después de la muerte.
Gracias por el Voto

Testigos vivos nos explican que la vida después de la muerte es posible y que la reencarnación es un indicio de que hay cosas inexplicables.

La muerte forma parte fundamental de nuestra existencia, es el opuesto necesario de la vida ¿o es simplemente una etapa de tránsito?

pago con tarjeta tarot maribel PINCHA PARA ACCEDER A LOS SERVICIOS DE TAROT-GRACIAS

Los más escépticos dirían que estas teorías proceden en exclusiva de la necesidad del hombre de mantener la esperanza, de su incapacidad para aceptar que un día todo lo que es desaparecerá por completo. Sin embargo, absolutamente todas las civilizaciones contemplan una vida tras la muerte ya sea a través de una reencarnación corpórea, espiritual o energética.

Desde las leyendas bíblicas hasta las doctrinas naturistas orientales que se han puesto tan de moda últimamente se plantea la reencarnación como un hecho indiscutible, un constante renacer que permite al espíritu o esencia de una persona vivir en equilibrio con el mundo del que forma parte, tanto a nivel terrenal como espiritual.

En los próximos párrafos presentaremos testimonios reales de personas que actualmente residen en España y que han conocido o experimentado conscientemente el fenómeno de la reencarnación.

Rocío García Morcillo (por Pilar del Valle Castro, psicóloga especializada en situaciones traumáticas): Rocío, es una joven madrileña de 26 años que sufrió un gran accidente de coche cuando volvía de una fiesta con su novio y otra pareja.

mujer testimonio reencarnación

El coche se salió de la carretera en una zona de montaña y fue rodando sobre si mismo hasta chocar contra una gran roca. De los cuatro jóvenes que viajaban en el coche sólo Rocío se salvó gracias a que llevaba puesto el cinturón y no salió despedida cómo los demás pero sufrió tantas contusiones que estuvo en coma durante dos años.

Cuando despertó no tenía conciencia de ser ella misma, se levantó preguntando si su hija Rocío estaba bien, que por qué no la habían llevado a la habitación tras el parto. Inmediatamente me encargaron su caso. Tras hablar con familiares y amigos observé que todos coincidían en que la joven no se comportaba como siempre lo había hecho, las expresiones que utilizaba, sus gestos, incluso el tono de su voz habían cambiado y ella afirmaba ser Nieves Morcillo, su madre fallecida. Todos creímos que por algún motivo su cerebro había bloqueado toda su vida y había adoptado la personalidad de la referente materna que nunca tuvo.

Su madre había muerto al intentar tener un parto natural en casa que se complicó demasiado. Empecé a tratarla, con la esperanza de ayudarla a superar el trauma que hacía que bloqueara su propia vida y crease una nueva personalidad basada en su madre. Sin embargo, Rocío hacía afirmaciones sorprendentemente concretas sobre la vida que llevó su madre y ningún familiar recordaba que conociera esas historias antes del accidente.

Su amor hacia el padre era notable pero tenía un deje romántico que lo hacía perturbador y ella ni siquiera entendía mi mirada de asombro cuando dejaba entrever que conocía los detalles íntimos de las relaciones carnales entre ambos.

Tras meses de terapia, hablando con ella casi diariamente, puedo decir que es el único caso de toda mi carrera que me ha hecho replantearme seriamente que la paciente pueda estar diciendo la verdad, por disparatada que esta sea. Su padre/marido y yo fuimos los únicos que llegamos a aceptar esa posible realidad y un buen día simplemente desaparecieron. Ninguno de los dos contestó a mis llamadas nunca más.

¿Es posible que al darse cuenta de su muerte el alma de su madre no quisiera abandonar a su familia y sin darse cuenta ocupara el cuerpo de su hija?

¿Podría el accidente y su nueva cercanía a la muerte haberle devuelto la conciencia de esa vida anterior borrando todo lo demás?

El siguiente testimonio lo recogemos directamente del familiar de un tierno infante que desde aprendió a hablar ha dado muestras de ser la reencarnación de su abuelo.

Darío Rodríguez (por su tío Pedro Rodríguez).

Mi sobrino es mi padre, todos en la familia estamos ya convencidos de ello. Sé que parece una locura y me da igual si me creen o no, nosotros lo sabemos. ¿Quieren pruebas? ¿Cómo se explican que tras pasarse tres años sin pronunciar palabra lo primero que le dijera a su padre fuera: recuerdas cuando era yo el que te lanzaba hasta el techo para hacerte reír?

testigo afirma la reencarnación

Nuestro padre siempre fue un hombre dulce y paciente que se entregaba a su familia y nuestro pequeño Darío es igual sólo que con 70 años menos. Ha sido un shock para todos y probablemente si no lo hubiéramos visto contarnos historias de cuando nosotros eramos pequeños con más detalles de los que nosotros mismos recordábamos no lo hubiéramos creído.

Siempre supimos que no era un niño como los demás, mi cuñada estaba encantada cuando era un bebé porque no lloraba nunca, sólo se te quedaba mirando y abría la boca como intentando hablar aunque su garganta aun no estuviera lista ya sabía las palabras que quería decir. Con una voz completamente infantil hace razonamientos y mantiene conversaciones propias de un adulto, incluso sigue diciendo los mismos chistes que siempre contaba cuando era solamente nuestro padre.

Algunos fuimos más reacios a creerlo y le llevamos a un psiquiatra que quedó tan desconcertado como nosotros, pero nos convenció a todos con sólo 4 añitos. Nos explicó que no había querido hablar hasta que el mismo asimiló su nueva condición, siempre dice que se recuerda a sí mismo a la historia de Benjamin Buton.

Tuvo que aprender a ver el mundo con la mirada borrosa de un recién nacido y todas sus limitaciones, convertirse en el niño mimado de la familia de la que había sido patriarca. Es una situación rara y confusa pero a la vez es tan maravilloso poder volver a disfrutar de nuestro padre que todos hemos terminado adaptándonos. Al menos ahora sabemos que hay vida después de la muerte y que ésta se renueva constantemente.

No son los únicos casos que hemos recopilado pero desde luego  si los más llamativos, pruebas vivientes de que la reencarnación es un proceso real y tangible, aunque sus mecanismos sigan siendo un misterio. Parece existir cierta conexión entre los lazos de sangre o afecto y el proceso de la reencarnación pero nada se sabe a ciencia cierta.

¿Vosotros que pensáis? ¿Aún no creéis  en la reencarnación después de leer estas historias? ¿Todos los seres vivos nos reencarnamos? 

Comentarios

Comentarios

TAROT & VIDENCIA

ESPAÑA 806533423 - Tarot VISA & MASTERCARD +34 910616159

2 Comentarios

  1. Que curioso este artículo, me ha llegado por casualidad, pero no he podido resistir el leerlo. El caso es que llevo unas semanas en las que el tema de la reencarnación me aparece por todos lados, y digo yo, que de alguna manera me esta llamando este asunto. ¿Será posible que tenga que investigar sobre este tema por que tengo que resolver algo de mis otras vidas??? La verdad que no se muy bien como funciona todo esto.

    Lo curioso es que hace unas semanas estuve hablando con una amiga mía de Málaga, que ella es muy normal y conservadora sobre todo este tipo de creencias místicas, yo soy un poco más abierta. Esta amiga mía me comentaba que hace poco que tenia un sobrino recién nacido, y me explicaba anécdotas de cómo reaccionaba efusivamente con ciertos objetos, esos objetos en particular habían pertenecido a su padre, el abuelo de su sobrino. Y que este sobrino no hacía mas que jugar con ellos y almacenarlos cerca de su cama. Ella afirmaba que todos y cada uno de los objetos que el almacenaba pertenecían a su padre y no habían objetos de ninguna otra persona. ¿Es posible que el abuelo este reencarnado en el sobrino?

  2. Buenas! Lo de la reencarnación me parece un tema de lo más interesante, es curioso porque ciertamente está presente en muchísimas culturas y yo también he escuchado alguna historia al respecto que me ha hecho dudar. Las historias que incluye este artículo no dejan duda y he visto varios casos tanto por internet como en persona de gente a la que le ha pasado algo parecido, sobretodo con niños pequeños que antes de alcanzar la madurez mental tienen comportamientos parecidos a algún miembro fallecido de su familia. La historia de Darui me recuerda a la que me contó una prima mía que le había pasado a su amiga y lo de tu sobrino Lidia también pone los pelos de punta. En cierto modo es bonito pensar que las almas de nuestros seres queridos o de nuestra familia son las que se reencarnan en los nuevos miembros de la familia, es una bella forma de entenderlo y aunque no fuera cierto me parece mejor creer en ello que en lo que predican tantas religiones (absurdas desde mi punto de vista).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here