Inicio Tarot Los peligros del Tarot. Es peligroso consultar las cartas.

Los peligros del Tarot. Es peligroso consultar las cartas.

81
0
Compartir
Los peligros del Tarot. Es peligroso consultar las cartas.
Gracias por el Voto

El tarot es una poderosa herramienta para consultar y como tal debe respetarse los peligros que son pocos pero si muchos beneficios, puede proporcionar grandes ventajas pero del mismo modo presenta ciertos inconvenientes que no debemos olvidar pues puede llegar a resultar peligroso si no se utiliza correctamente. Lo cierto es que la mayor parte de los peligros son atraídos por la tarotisa ya que los consultantes pasan poco tiempo en contacto con las cartas y si son prudentes evitarán recurrir al tarot con demasiada frecuencia.

 

Peligros y consecuencias de que te lean las cartas tanto negativas como positivas

pago con tarjeta tarot maribel PINCHA PARA ACCEDER A LOS SERVICIOS DE TAROT-GRACIAS

El tarot nos permite ahondar en nuestro subconsciente, su simbolismo despierta principios primitivos de nuestra mente que reconocen en las cartas aspectos esenciales de nuestra personalidad y situaciones vitales. Gracias a esta capacidad podemos llegar a conocernos mejor, aprovecharla para aprender lecciones importantes en nuestro desarrollo y también a prepararnos para las consecuencias previsibles ante cada situación presente. Sin embargo, nuestra cabeza no está plenamente preparada para mantenerse despierta y abierta a la simbología y los flujos de energía que puede abrir el tarot. Así pues, uno de los principales peligros que entraña el tarot es que deje abierto ese canal ante diferentes alteraciones externas que nos sobrecarguen física, mental y espiritualmente sin que en muchas ocasiones, seamos conscientes de ello.

El interés masificado por conocer el devenir personal y colectivo que tendrá lugar durante nuestro periodo de existencia ha llevado a que muchas personas, tanto consultantes como profesionales, hayan utilizado de forma incorrecta y apresurada este tipo de técnicas. Pero… ¿Se puede predecir realmente el futuro? ¿Por qué sentimos esa necesidad de conocer lo que está por llegar? El tarot, el péndulo, la astrología y muchas otras mancias han sido utilizadas desde hace milenios para dar satisfacción a esta necesidad intrínseca al ser humano. Efectivamente, las mancias esotéricas canalizan el conocimiento y la energía de todos los seres vivos e inanimados que existen y por ello pueden ser utilizadas para alcanzar un conocimiento superior del futuro pero no es una ciencia exacta y lo más complicado es realizar una correcta interpretación de sus mensajes. Cada matiz puede ser una advertencia o un motivo de aliento, la diferencia a menudo es mínima y por éste motivo es recomendable pedirle dicha interpretación a una autentica vidente de la que tengamos buenas referencias.

El tarot no es peligroso en sí mismo pero es una herramienta poderosa que puede influir positiva o negativamente en nosotros y nuestro entorno en función de las intenciones con las que se utilice y la forma de recurrir a él.

Peligros del tarot para el consultante

Peligros del tarot para el consultante

  • Sensación de dependencia e incapacidad de resolver los propios problemas. En otras palabras, inseguridad. El tarot y todas las mancias que son utilizadas para obtener respuestas sobre nuestra situación pasada, presente o futura pueden llegar a volverse preocupantemente adictivas. Saber que a sólo una llamada podemos tener a alguien que nos da la solución a todos nuestros problemas y que tiene todas las respuestas, hace que algunas personas se acostumbren a esa facilidad y terminen por no sentirse capaces de avanzar en su vida sin esa ayuda extra. Una buena tarotisa evitará que se genere esa situación de dependencia, mostrándote en mayor medida las herramientas de resolución que tu puedes desarrollar que las respuestas concretas a cada conflicto o interrogante.
  • Abandono de la responsabilidad personal. El uso indiscriminado del tarot puede despertar nuestro yo más infantil, devolviéndonos a la falsa seguridad de que alguien tiene todas las respuestas y sabe decirnos exactamente lo que debemos hacer. Lo más difícil de enfrentarse a la edad adulta es asumir la plena responsabilidad de nuestros actos y este tipo de disciplinas potencian esa faceta inmadura y libre de culpa por las razones expuestas en el párrafo anterior.
  • Facilidad de ser manipulados y estafados. Este estado de conciencia en el que no se utiliza correctamente el tarot, en el que se abandona la introspección y el crecimiento interior en favor de la inmediatez y la falsa seguridad es el ambiente perfecto para que caigamos presa de manipuladores que nos seducirán o asustarán con sus predicciones. Hay mucho cuentista que se hace pasar por vidente y se ha convertido en experto en dilucidar lo que el consultante quiere escuchar para utilizarlo en su propio beneficio. El problema de este tipo de farsantes es que no se dan cuenta o no les importa jugar con los sentimientos, miedos e ilusiones de la gente cuya frustración y desengaño lógicamente aumentará al darse cuenta de que han estado esperando por algo que no iba a pasar.

Peligros para la tarotista durante las consulta de tarot

Peligros para la tarotista

 

  • Contaminación energética y apertura psíquico-espiritual. Cuando utilizamos el tarot estamos abriendo canales de energía y espirituales que pueden llegar a nuestro cerebro con facilidad, los símbolos del tarot nos afectan, influyen en nosotros del mismo modo que nosotros influimos en ellas. Para un tarotista esta situación puede llegar a acarrear problemas de salud porque están constantemente absorbiendo la energía negativa de sus clientes, viéndose influidos por el simbolismo y energía de otras personas.
  • Complejo de elegido divino. Algunos videntes se vuelven especialmente conscientes de su don, entendiéndolo como un poder que los hace mejores y superiores a los demás, el complejo de profeta o elegido divino. Este exceso de orgullo y necesidad de reconocimiento puede ser muy perjudicial para la vida de la tarotisa pues impedirá que sea capaz de desarrollar relaciones sanas, lo cual incluirá a sus clientes, con lo que la calidad de las consultas que pueda ofrecer también disminuirá. Una buena vidente debe verse a sí misma como una mera intermediaria, como un canal de comunicación con la armonía universal.
  • Agotamiento psíquico-espiritual y bio-energético. Una profesional de la videncia debe cuidar de renovar su propia energía y equilibrar su yo interior para evitar el desgaste que este tipo de disciplinas pueden implicar. Tanto la contaminación como la sobreacumulación de energía puede derivar en problemas de salud e inestabilidad emocional para aquel que la recibe. Por este motivo se vuelve fundamental tomar conciencia de las consecuencias de la canalización energética y de los medios que tenemos para controlarla de forma que no nos perjudique. Es importante saber cómo evitar la contaminación energética y psíquica pero también a controlar el flujo de energía que nosotros mismos utilizamos para transmitir armonía y tranquilidad a la otra persona pues no conviene agotar la nuestra propia. Lo ideal es dominar la técnica de las barreras energéticas para evitar este peligro.

 

Comentarios

Comentarios

TAROT & VIDENCIA

ESPAÑA 806533423 - Tarot VISA & MASTERCARD +34 910616159

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here